1Corintios Capítulo 6

   Capítulos: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16  
Títulos:  
  Comunidad cristiana: Arreglen los problemas entre ustedes
  Santifiquen sus cuerpos pues son templo del Espíritu Santo    
Versículos:   

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20    
Escúchalo:      
Descargarlo 


Capítulo 6

Comunidad cristiana: Arreglen los problemas entre ustedes
  6:1. Si alguno de ustedes tiene un problema serio con otro miembro de la comunidad, ¿cómo se atreve a presentar demanda ante un tribunal de gente no cristiana, en vez de acudir a los creyentes?
2. ¿Acaso no saben que los creyentes juzgarán al mundo? Y, si ustedes han de juzgar al mundo, ¿cómo no van a ser capaces de juzgar cosas tan pequeñas?
3. ¿No saben que aun a los ángeles los juzgaremos? ¡Cuánto más los asuntos de esta vida!
4. Entonces, si tienen que resolver problemas todos los días, ¿por qué eligen jueces que no significan nada para la iglesia?
5. Digo esto para que les dé vergüenza. ¿Tan mal están las cosas que no hay ni un solo sabio entre ustedes que pueda discernir y juzgar, para resolver los problemas entre creyentes?
6. Al contrario, hay peleas entre ustedes, ¿y eso lo tratan de solucionar delante de los incrédulos?
7. En realidad, ya es un fracaso y una grave falta de respeto entre ustedes mismos el solo hecho de que haya peleas entre ustedes. ¿No sería mejor soportar la injusticia? ¿No sería mejor dejar que los defrauden?
8. Pero ustedes hacen todo lo contrario, son ustedes los que roban y cometen injusticias, ¡y conste que se trata de sus hermanos!
9. ¿O acaso no saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se engañen a ustedes mismos. Ni los que practican inmoralidad sexual, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los lujuriosos, ni los pervertidos sexuales,
10. ni los ladrones, ni los codiciosos, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los explotadores y tramposos, heredarán el reino de Dios.
11. Muchos de ustedes en el pasado cometieron esos pecados, pero tuvieron una nueva oportunidad, han sido lavados, purificados y justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.  
Santifiquen sus cuerpos pues son templo del Espíritu Santo
12. Todas las cosas me son permitidas, pero no todas me convienen. Aun si puedo hacer lo que quiera, no debo permitir que nada me domine.
13. Ustedes dicen: “La comida es para el estómago, y el estómago es para la comida” ¡Tal vez sea cierto! Pero, aunque el cuerpo es temporal, eso no es excusa para que lo usemos en inmoralidades sexuales. Al contrario, debemos usarlo para servir al Señor, pues nuestro cuerpo es de Él.
14. Y así como Dios hizo que Jesucristo resucitara, así también nos resucitará con su poder.
15. ¿No saben que sus cuerpos son miembros de Cristo? ¿Tomaré acaso los miembros de Cristo para unirlos con una prostituta? ¡Jamás!
16. ¿No saben que el que se une a una prostituta se hace un solo cuerpo con ella? Pues la Escritura dice: “Los dos llegarán a ser una sola carne”
Cita a Génesis 2:24.

17. En cambio, quien se une al Señor, se vuelve un solo espíritu con Él.
18. Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.
19. ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo? ¿Y que el Espíritu Santo habita en ustedes? Entonces, ustedes no son dueños de su cuerpo,
20. fueron comprados por un alto precio. Por tanto, glorifiquen a Dios con sus cuerpos.  
  


Volver arriba
Comparte la bendición: