Hebreos Capítulo 6

 Capítulos: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Títulos:
La promesa de Dios
Versículos:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Escúchalo:
Descargarlo 


Capítulo 6

6:1. Por eso, hay que subir de nivel, salir de las enseñanzas elementales y de los principios básicos acerca de la fe y de la enseñanza de Cristo, y avanzar hacia la madurez. Los fundamentos ya están establecidos, tales como: el cambio de mentalidad para cambiar la forma de vivir, para que dejemos de practicar las obras que conducen a la muerte, la constancia en la fe por identidad,
2. la enseñanza del bautismo
βαπτισμῶν (baptismón), sustantivo masculino, segunda declinación, primera sección, en caso genitivo plural, que traduce: de los bautismos. El nominativo βαπτισμός (baptismós) deriva del verbo βαπτίζω (baptízo), que significa sumergirse para ser levantado, el verbo no necesariamente hace referencia a un bautismo en agua, también puede tener la connotación de sumergirse en otras situaciones, en problemas, para después ser levantado. La literatura neotestamentaria y de los Padres de la Iglesia, usaron la figura del bautismo para relacionarlo con la obra pascual de Cristo en la cruz. Desde esta perspectiva se fundamenta el rito de iniciación cristiana, que es el bautismo, como un acto público, que significa muerte de la vieja naturaleza, sumergirse en un proceso de cambio, arrepentimiento, transformación y purificación, para ser levantado a una nueva vida, ser resucitado en una nueva naturaleza cristiana, morir para el mundo, para vivir para Dios, así como Jesús, como ejemplo máximo de amor sacrificial, murió por nosotros, para que tengamos vida eterna, debemos asumir un compromiso de matar nuestro yo para que Él viva en nosotros, a través del amor sacrificial; encontramos una profunda disertación de Pablo en Romanos 8 sobre esta teología, así como en la Didajé.
, la imposición de manos, la resurrección
ἀναστάσεώς (anastáseós) sustantivo femenino, tercera declinación, en caso genitivo singular, traduce: de la resurrección, viene del nominativo ἀνάστασις (anástasis) que además de resurrección tiene la acepción de resurgimiento, transformación, cambio de vida, pasar de la oscuridad moral a la luz o claridad mental. En griego hay dos términos que traducen resurrección. El primero es ἐγείρω (egéiro) significa levantar, resucitar físicamente, ponerse de pie. Los evangelios cuando hablan de la resurrección de Cristo, usan esta palabra con el propósito de fundamentar una resurrección real y física. En cambio, cuando el apóstol Pablo habla de la resurrección de muertos usa la palabra ἀνάστασις (anástasis) con ella, indica que no necesariamente se refiere a una resurrección física, sino a una transformación de vida, un cambio total en el ser humano. En 1 Corintios 15 Pablo cuando describe la resurrección de muertos usa este término, entendiendo el acontecimiento como un evento escatológico, cuerpos glorificados totalmente transformados, no en sentido físico y sí espiritual. Algunas veces Pablo usa el término ἀνάστασις (anástasis) con relación a Jesucristo, para señalar que la resurrección de Cristo inspira una transformación en sus seguidores.
de muertos y el juicio eterno.
3. Y con la ayuda de Dios, seguiremos practicando todo eso. Pero eso no es todo, hay que seguir creciendo.
4. Los que una vez fueron iluminados, y encarnaron el don de la salvación
δωρεᾶς (doreás) sustantivo femenino, caso genitivo singular, que traduce: dádiva gratuita, don de la salvación. Viene del nominativo δωρεά (doreá), que significa un regalo tan importante que marca la vida de la persona que lo recibe, es por eso, que el apóstol Pablo, en la carta a los Efesios usa este sustantivo para referirse al don supremo de la salvación, que viene de un acto generoso de Dios en Cristo. Ya el Nuevo Testamento, usa este sustantivo y sus derivados, en un concepto de gratuidad salvífica.
celestial, y tuvieron una nueva identidad mediante la obra del Espíritu Santo,
5. y encarnaron la buena palabra de Dios, y tuvieron la capacidad de discernir y profetizar de los poderes del mundo que están por venir,
6. y cayeron, es imposible recuperarlos e invitarlos a que se arrepientan al Hijo de Dios nuevamente, si en lugar de ayudar a estos que se apartaron de la fe, los crucificamos con críticas y burlas, exponiéndoles a la vergüenza pública, más bien, nuestra actitud debe ser de empatía y amor, para lograr restaurarlos.
Los versículos 4, 5 y 6, conforman una sola oración, en la gramática griega se conoce como “oración nominal”, debido a esto la mayoría de traducciones al español agrupan estos versículos. Es uno de los textos más difíciles en traducir, porque la concordancia gramatical presente en el texto no lleva el orden adecuado, por tal motivo, algunas traducciones han justificado el orden de acuerdo con su perspectiva gramatical, convirtiendo el texto en una oración de condenación, sobre la base de una traducción literal. Desde el versículo 4, condicionan toda la oración resaltando el adjetivo neutro ἀδύνατον (adúnaton) que traduce imposible, y traducen el texto con el sentido de que los que se apartaron de Dios no pueden volver a relacionarse con Él, porque es como si hubiesen crucificado de nuevo al Hijo de Dios, exponiéndolo a la burla pública; con esta traducción equivocada el texto se ha usado para sancionar drásticamente a los que comenten pecados fuertes, muchos de estos pecadores nunca pueden recuperar sus privilegios eclesiásticos. Pero, al ordenar la oración teniendo en cuenta la gramática griega y considerarla una oración nominal, la palabra “imposible” tiene que estar conectada al verbo principal, ἀνακαινίζειν (anakainísein) que se encuentra en el versículo 6, el verbo esta conjugado en voz activa, modo infinitivo, tiempo presente, traduce: estar renovando,  observación que no la toman en cuenta algunas versiones sino que consideran la palabra “imposible” en el versículo 6 y al traducir dan a entender que el adjetivo debe afectar directamente el sentido gramatical del versículo 6 y no condicionar toda la oración. Así, el versículo 6 sugiere que es imposible que los que se apartaron de la fe sean renovados al arrepentimiento al Hijo de Dios, por una simple concordancia de un doble acusativo que se encuentra en la frase: “ἀνακαινίζειν εἰς μετάνοιαν, τὸν υἱὸν τοῦ θεοῦ”, el doble acusativo, que equivale al complemento directo, está precedido por la preposición de dirección, εἰς (eís) traduce: a, hacia. La regla gramatical en el doble acusativo dice que los sustantivos concuerdan en número, en este caso singular; de esta manera, hemos optado por ordenar gramaticalmente el texto, entendiendo que la palabra arrepentimiento afecta al Hijo de Dios; si el arrepentimiento se conecta hacia el Hijo de Dios, esto quiere decir que el Hijo de Dios no recibirá la acción del verbo, es decir, ya no será crucificado de nuevo, la pregunta que hacemos ¿a quiénes se crucifican?; con el análisis que hacemos, el verbo sustantivado ἀνασταυροῦντας (anastaurountas), se encuentra en voz activa, modo participio, tiempo presente, caso acusativo plural masculino. Deriva del verbo ἀνασταυρόω (anastauróo), palabra compuesta de dos morfemas, 1. Preposición distributiva, ἀνά (aná) traduce: a cada uno y 2. Verbo σταυρόω (stauróo) significa crucificar, con lo dicho, la traducción literal sería: crucificar a cada uno, pero el verbo en el texto está en plural, así que la traducción más apropiada es: crucificándolos a cada uno. Otro verbo que también se menciona en el v. 6 παραδειγματίζοντας (paradeigmatízontas), es un verbo sustantivado, voz activa, modo participio, tiempo presente, en caso acusativo plural masculino, deriva del verbo παραδειγμαιτίζω (paradeigmaitízo) traduce: exponer a alguien a la burla pública y en plural da a entender que son varios los que son expuestos a la burla pública. En conclusión, la oración nominal que se encuentra en los vss. 4 al 6 nos indica que aquellas personas que se apartaron de la fe se pueden recuperar, porque los versículos 4 y 5 mencionan palabras de elogio que retratan a las personas como cristianos auténticos, el versículo 6 indica que cayeron, no se especifica el tipo de error o pecado, sino da a entender que cayeron en apostasía, se apartaron de la fe, razón por la que el texto alienta que hay que recuperarlas, redimirlas mediante una buena actitud, sin crucificar a cada una de ellas. El texto transmite el trabajo que la iglesia debe realizar, el autor presenta un texto terapéutico que ayude a recuperar y restaurar a los que cayeron.

7. Porque la tierra, bebe la lluvia que cae sobre ella, y produce plantas provechosas y fructíferas para aquellos que la cultivan, es decir, esta tierra recibe bendición de parte de Dios;
8. pero lo que no se puede mejorar, o sea, la parte mala de la tierra, que, aunque se intente restaurar, como los espinos, los cardos y las hierbas malas, que no son productivas, son desechadas y lanzadas al fuego.
9. Pero acerca de ustedes, mis queridos hermanos, estamos convencidos de que eso no les pasará, estamos seguros de que les espera lo mejor, tenemos pensamientos de que ustedes caminarán hacia la salvación, por eso les advertimos fuertemente.
10. Porque Dios no es injusto para olvidarse de lo mucho que ustedes han trabajado, y también que practicaron el amor y el servicio a los santos, hasta el día de hoy.
11. Queremos que cada uno de ustedes siga esforzándose por vivir plenamente la vida cristiana hasta el fin, siendo fortalecidos por la esperanza,
12. con el propósito de que no sean tercos ni perezosos, más bien, sigan el ejemplo de los que, con paciencia y fe, heredan las promesas.  
La promesa de Dios

13. Cuando Dios hizo su promesa a Abraham, Él la endosó con su propio testimonio de Ser perfecto, garantizándola por Él mismo, ya que no había otro ser superior para garantizarla,
14. Dios dijo: “Verdaderamente te bendeciré grandemente y multiplicaré tu descendencia”
Cita a Génesis 22:17.

15. Abraham esperó con paciencia que la promesa se cumpliera y recibió lo prometido.
16. Los seres humanos juran por alguien superior a ellos mismos, para que el juramento tenga solidez y validez, para darle seriedad a una promesa. Al hacerlo así, si hay un incumplimiento, la persona superior asume la responsabilidad.
17. De igual manera, Dios quería demostrar que su promesa era confiable, para fundamentar y dar seguridad a los herederos de la promesa, añadió el juramento, es decir, dando su palabra y como su palabra no cambia, su promesa también es inmutable.
18. Hay dos realidades inmutables: La promesa y el juramento, y hay dos cosas imposibles: que Dios mienta y que no cumpla lo que promete. Esas dos cosas nos dan confianza y consolación, nos fortalecen para continuar firmes en la esperanza que Dios nos da;
19. tenemos esa esperanza tan fuerte y segura como un ancla que nos sostiene. Y esta confianza nos la da Jesucristo, que penetró el velo, y nos permite llegar a la presencia de Dios;
20.  Él lo hizo como precursor, para abrirnos el camino hacia Dios, pues Cristo es para siempre el sumo sacerdote, según el orden real de Melquisedec.  
  


Volver arriba

INTRODUCCIÓN GENERAL

PAUTAS INTRODUCTORIAS

 I.    PAUTAS INTRODUCTORIAS

Habiendo tantas versiones de la Biblia, nos hacemos la pregunta ¿amerita un trabajo más de traducción? y en este caso concreto sobre la carta a los hebreos. Nuestra respuesta es un rotundo, sí. Hay muchas razones que justifican, pero nos limitaremos solo a dos:

1. Todo idioma es formado por palabras que nacen, crecen se multiplican y mueren, por lo tanto, un trabajo de “traducción contemporánea” lo que hace es, actualizar las ideas bíblicas escritas en tiempos remotos (A.T. en hebreo y N.T. en griego) a la usanza de los tiempos actuales.

2. Todo trabajo de traducción bíblica se tiene que hacer usando herramientas científicas sobre los idiomas originales (hermenéutica, exégesis, otros) solo para descubrir el carácter polisémico de la palabra de Dios (Heb. 4:12), es decir, ninguna traducción, o interpretación agota el sentido fontanal de las Sagradas Escrituras.

Ahora bien, en el siglo primero de la era cristiana circulaba mucha literatura anónima con el ánimo de fortalecer la fe de los nuevos creyentes en los caminos del cristianismo, así en las iglesias, posiblemente también era leída esta carta que le dieron el nombre de “carta a los hebreos” y además en algunos círculos se la tuvo que relacionar con el apóstol Pablo (como posible autor) para facilitar su proceso de canonización. Es un escrito que tiene pretensiones de ser una carta, pero no reúne en sí, las características de una carta formal de aquella época. Siendo más bien un manual de exhortación para la vida cristiana pero muy bien fundamentada con principios bíblicos y teológicos teniendo como fondo, para ello, el Antiguo Testamento, la tradición primitiva, el paulinismo, incluso algunas ideas de la filosofía de Filón. Según criterio de muchos expertos, el autor de esta carta, era un profundo conocedor del idioma y la filosofía griega, usó un griego elegante para escribir e hizo algunos alcances de palabras técnicas y elaboradas de la filosofía griega sobre todo la de Filón.

II.             Características del libro, con sus inclinaciones teológicas

 La epístola a los hebreos empieza como un sermón y termina como una carta, tampoco es como las típicas cartas paulinas donde primero tiene una parte doctrinal y en lo que sigue las enseñanzas prácticas, sino que entremezcla la instrucción y la exhortación de manera continua.  Usa la palabra MEJOR para hacer notar el contraste entre todas las cosas buenas del judaísmo y todo lo mejor llegado con Jesús de Nazaret (de hecho, también es la carta que más datos aporta sobre el Jesús histórico).  Así, Jesús es mejor que los ángeles, que Moisés, Josué, Aaron, el Nuevo Pacto es mejor que el Antiguo, Jesús realiza un mejor sacrifico, etc. 

Y en cuanto a su intención teológica hace una presentación de una cristología enfatizando la vida encarnada de Jesús de Nazareth, muestra a un hombre entre los hombres, participando de la misma naturaleza (2:14) hecho igual al hombre en todo (2:17) sujeto a tentaciones, ofreciendo ruegos y suplicas a Dios (5:7), pero sin defecto y sin pecado, llegando a ser “autor de eterna salvación” (5:9) para los hombres.

Otra línea teológica que desarrolla a profundidad es la obra salvífica de Cristo, pues contrasta las debilidades del orden anterior para ofrecer salvación perfecta y completa con el sacrificio único y perfecto de Cristo.

Otras ideas teológicas que recorren el libro son sobre la fe y la salvación, aunque no explica con claridad cuál es el significado de la fe, sí describe los resultados de la fe y en cuanto a la salvación nos dice que Dios nos salva de todos los poderes que nos esclavizan como el pecado, el diablo, etc. Y la salvación es un verdadero reposo que Dios otorga al creyente.

III.           Extensión

La Epístola a los Hebreos, comparado con las otras cartas del N. T. diremos que es de extensión promedio pues consta de 13 capítulos repartidos en 303 versos, es útil hacer notar que los libros de la Biblia al comienzo no tenían capítulos ni versículos, fue en el año de 1560 d.C. que se publicó por primera vez con los mismos y se le llamó la Biblia de Ginebra.  Siendo el trabajo de Stephen Langton dividir por capítulos y el de Robert Estienne en versículos.

IV.           Formación del libro

En cuanto a la formación del libro, el autor utilizó como técnica literaria el denominado quiasmo, consistente en desarrollar las ideas en forma concéntrica de modo que la parte más importante se encuentra en el centro del escrito, es así que la parte inicial se relaciona con la final y las partes medias entre sí, destacando la idea central que desea exponer.  Y en cuanto al género literario, ya se mencionó que no es una carta en el sentido estricto pues no tiene las partes que la caracterizan como tal, esto es:  un saludo inicial, presentación del autor, destinatarios, acción de gracias, bendición, despedida, saludos finales, etc. Se la considera más como un escrito de exhortación. Al final tiene un añadido donde se menciona a Timoteo, y por ello han tratado de relacionarlo con el apóstol Pablo como posible autor. 

Autor y fecha


1.     Autor y fecha

En cuanto a la paternidad literaria de hebreos, se lo ha tratado de relacionar con muchos posibles autores, Orígenes y Clemente de Alejandría pensaban que Pablo era el autor,  (aunque se podrían hallar ciertas similitudes entre Pablo y Hebreos, según los expertos, pesan más las diferencias en cuanto a estilo y orientación teológica)  por su lado Tertuliano le atribuía a Bernabé, también se rumoreaba que Lucas o Clemente de Roma eran los posibles autores,  Lutero pensaba que Apolos era el autor, alguien sugirió que Felipe escribió desde Cesarea, Harnack sostenía que Aquila y Priscila eran los autores, para otros es probable que el autor de Hebreos haya sido un judeo-mesiánico levita o qumranita/esenio ya que, suele poner bastante énfasis en un sacerdocio celestial y elogia a Melquisedec, pero al final, todo parece pura conjetura, lo más cierto es lo que alguien dijo: “solo Dios sabe a ciencia cierta quien escribió la epístola”.

Al igual que no se puede determinar con exactitud a quien corresponde la autoría de hebreos, también para la fecha de su composición no se pueden poner de acuerdo los estudiosos de esta carta, algunos sugieren que fue escrita antes de la destrucción del templo, por el año 65 d.C. y otros lo llevan para época más tardía entre los años 80 y 90 d.C.

Propósito del libro

2.     Propósito del libro

Hay una discusión polarizada por precisar quiénes fueron los destinatarios de la carta, hay quienes defienden que fueron judeocristianos y otros sostienen que la carta iba dirigida a paganos cristianos, la verdad, los argumentos que presentan cada uno, son convincentes para cualquiera de los bandos.  Por el tenor de la carta, se puede deducir, que cualesquiera que hayan sido los destinatarios, eran personas que estaban pasando momentos de gran dificultad, (quizá una persecución), y esta situación hacía que la fe de ellos, se iba enfriando a niveles de provocar una deserción de la vida cristiana, volviendo al judaísmo, o a las antiguas prácticas paganas, por lo que el autor recurre a la exhortación para infundirles aliento. Les dice entre otras cosas: “¿cómo escaparemos del castigo si despreciamos o descuidamos la salvación tan magnífica que hemos recibido?” (2:3), les pide no dejar de congregarse (10:25) y sobre todo les pone como ejemplo de sufrimiento y capacidad de aguante a Cristo. “Si alguna vez se sienten sin fuerzas, cansados y desanimados en sus caminos de fe, piensen en el ejemplo Jesús, quien soportó con resiliencia el maltrato contra Él mismo de parte de los pecadores. (12:3) y les pide vivir focalizados en Jesús, autor y perfeccionador de la fe. “Fijando la mirada en el autor y perfeccionador de nuestra fe, Jesús, el mejor ejemplo de fe, que miró el dolor con los ojos de fe para redención, soportando la cruz, el maltrato, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. (12:2).

Bosquejo

3. Bosquejo según la TCB

Introducción: Dios habla por medio del Hijo 1:1-3

El Hijo es superior a los ángeles 1:4-14

Advertencias y consejos sobre la salvación 2:1-4

El autor de la salvación 2:5-18

Jesús el centro de nuestra fe: Es superior a Moisés 3:1-6

Permanezcan firmes y obedientes a Dios 3:7-19

Cuando el mensaje que transforma toda la existencia humana es acompañado por la fe por identidad 4:1-13

Jesús, el gran sumo sacerdote 4:14-5:10

Advertencia contra los que se apartan de la fe y consejos para que se acerquen más a Dios 5:11-6:12

La promesa de Dios 6:13-20

El sacerdocio de Jesús y el de Melquisedec 7:1-28

Jesús: nuestro sumo sacerdote y mediador de una nueva alianza 8:1-13

La adoración bajo la antigua alianza 9:1-10

La adoración bajo la nueva alianza mediante el sacrificio de Cristo 9:11-23

El mejor sacrificio 9:24-28

Cristo nos perfecciona 10:1-18

Manténgase firmes en la esperanza 10:19-39

La fe por identidad 11:1-40

Jesús: el mejor ejemplo de fe 12:1-4

Dios, el educador paternal 12:5-13

Advertencia a los que rechazan la gracia de Dios 12:14-29

Sacerdocio de todos los cristianos 13:1-19

Bendición y saludos finales 13:20-25

 

Portada

4. Sobre la portada

Obra: El justo por la fe vivirá

Medio: Acrílico y bolígrafo

Medidas: 7” x 10”

Por Esteban Valentín

Más que un diseño, deseo reflejar lo que pude percibir mientras leía el libro de Hebreos, en el capítulo 3 verso 8 nos dice que el pueblo de Dios rehusó obedecer a Dios en el desierto y como en esos años me trajo recuerdos de como Dios estuvo con Moisés así estaría con Josué vemos a Moisés dibujado en el arte y detrás está la silueta de Jesús (Como el buen Pastor de las ovejas) Hebreos 13:20.

En el arte está su pueblo en este caso en representación de los que escuchan su voz y siguen al líder; da como referencia que tendremos descanso por creer en sus promesas y dirección. Vemos que por falta de Fe la generación incrédula no pudo entrar aun estando con Moisés su líder. Este arte nos ayuda a reflexionar que solo en la Cruz (Sacrificio de Cristo) tendremos la salvación y estamos en el centro de unas nubes de testigos como se percibe en la ilustración, donde tendremos que dar ejemplo de nuestra perseverancia y Fe.

Hebreos 10:37-38 dice porque el justo vivirá por la fe; pero no me agradará si por temor, retrocede. Esta pintura me ayuda a reflexionar este camino y ver estos versículos más claros y recordar que todo es por fe.

 

Comparte la bendición:
TCB