Marcos Capítulo 11

Capítulos: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
Versículos:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33
Títulos:
La entrada triunfal en Jerusalén
Jesús y la higuera
Purificación del templo
La lección de la higuera
La autoridad de Jesús
Escúchalo:
Descargarlo 

Introducción

INTRODUCCIÓN GENERAL

Estructura o bosquejo del libro

Juan el Bautista y su misión de preparar el camino (1:1-8) Bautismo de Jesús (1:9-11)
Tentación de Jesús (1:12-13)
Jesús inicia su ministerio (1:14-15)

Jesús llama a sus primeros discípulos (1:16-20)
Jesús enseña y sana a un hombre con un espíritu maligno (1:21-28) Jesús sana a la suegra de Pedro (1:29-31)
Jesús sana a mucha más gente (1:32-34)
Jesús anuncia el evangelio transformador (1:35-39)
Jesús sana a un leproso (1:40-45)
Jesús sana a un paralítico (2:1-12)
El llamamiento de Mateo (2:13-17)
La pregunta a Jesús sobre el ayuno (2:18-22)
Jesús es Señor del sábado (2:23-28)
Jesús sana y hace el bien en sábado (3:1-6)
Jesús enseña y sana a la multitud (3:7-12)
Jesús llama a los doce (3:13-19)
La blasfemia contra el Espíritu Santo (3:20-30)
La madre y los hermanos de Jesús (3:31-35)
Parábola del agricultor (4:1-9)
La finalidad de las parábolas (4:10-12)
Explicación de la parábola del agricultor (4:13-20)
Parábola de la lámpara (4:21-25)
Parábola de la semilla que crece (4:26-29)
Parábola del grano de mostaza (4:30-32)
Uso de las parábolas (4:33-34)
Jesús calma la tempestad (4:35-41)
Jesús expulsa a demonios (5:1-20)
Una mujer enferma y una niña muerta (5:21-43)
Jesús en su tierra natal (6:1-6)

14 Theodore J. Weeden, “La herejía que exigió el evangelio de Marcos” en Rafael Aguirre Monasterio y Antonio Rodríguez Carmonal, eds, La investigación de los evangelios sinópticos y Hechos de los Apóstoles en el siglo XX (Navarra, España: Editorial Verbo Divino, 1996), 109-126.

Misión de los discípulos (6:7-13)
La fama de Jesús y la muerte de Juan el Bautista (6:14-29)
Jesús alimenta a más de cinco mil personas (6:30-44)
Jesús camina sobre el agua (6:45-52)
Jesús sana en Genesaret (6:53-56)
La verdadera contaminación (7:1-23)
La fe de una mujer cananea (7:24-30)
Jesús sana a un sordo y tartamudo (7:31-37)
Jesús alimenta a más de cuatro mil (8:1-10)
La gente pide a Jesús una señal (8:11-13)
La levadura de los fariseos y de Herodes (8:14-21)
Jesús sana a un ciego en Betsaida (8:22-26)
La confesión de Pedro (8:27-30)
Jesús anuncia su misión como Hijo del hombre (8:31-9:1)
La transfiguración (9:2-13)
Jesús sana a un muchacho (9:14-29)
Jesús anuncia otra vez su muerte (9:30-32)
¿Quién es el más importante? (9:33-37)
El que no está contra nosotros está a favor de nosotros (9:38-41)
Jesús advierte sobre el peligro de pecar (9:42-50)
Jesús enseña sobre el divorcio (10:1-12)
Jesús bendice a los niños (10:13-16)
El hombre rico (10:17-31)
Jesús anuncia por tercera vez su pasión, muerte y resurrección (10:32-34) Santiago y Juan piden un favor (10:35-45)
Jesús y el ciego Bartimeo (10:46-52)
La entrada triunfal en Jerusalén (11:1-11)
Jesús y la higuera (11:12-14)
Purificación del templo (11:15-19)
La lección de la higuera (11:20-26)
La autoridad de Jesús (11:27-33)
Parábola de los labradores malvados (12:1-12)
El pago de impuestos (12:13-17)
La pregunta sobre la resurrección (12:18-27)
El mandamiento más importante (12:28-34)
La pregunta acerca del Mesías (12:35-37)
Jesús critica a los maestros de la ley (12:38-40)
La ofrenda de la viuda (12:41-44)
Jesús profetiza sobre la destrucción del templo (13:1-2)
Señales antes del fin (13:3-23)
La venida del Hijo del Hombre (13:24-27)
El ejemplo de la higuera (13:28-31)
Se desconocen el día y la hora (13:32-37)
Un plan para matar a Jesús (14:1-2)
Jesús es ungido en Betania (14:3-9)
Judas traiciona a Jesús (14:10-11)
La preparación para la Pascua (14:12-21)
La institución de la Santa Cena (14:22-26)
Jesús anuncia la negación de Pedro (14:27-31)
Jesús vivió el dolor de la redención en el Getsemaní (14:32-42)
El arresto de Jesús (14:43-52)

Jesús ante el Sanedrín (14:53-65) Pedro niega a Jesús (14:66-72) Jesús ante Pilatos (15:1-5)
Jesús condenado a muerte (15:6-15) Todos se burlan de Jesús (15:16-20) La crucifixión de Jesús (15:21-32) La muerte de Jesús (15:33-41)

El entierro de Jesús (15:42-47)
La resurrección de Jesús (16:1-8)
Las apariciones del Resucitado (16:9-14) La gran comisión (16:15-18)
La ascensión de Jesús (16:19-20)


Capítulo 11

La entrada triunfal en Jerusalén

1. Cuando se acercaron a Jerusalén, por Betfagé y a Betania, junto al monte de los Olivos, envió dos de sus discípulos,
2. y les dio las siguientes instrucciones: – Vayan al pueblo que está al frente de ustedes, y cuando estén entrando, encontrarán a un burrito atado, que nadie lo ha montado, desátenlo y tráiganmelo.
3. Y si alguien les pregunta: «¿Por qué hacen esto?», ustedes contesten: «El Señor lo necesita, y después que lo use, lo devolverá».
4. Ellos fueron, y encontraron al burrito atado a una puerta, afuera, en plena calle, y lo desataron.
5. Y unas personas que estaban allí, les dijeron: – ¿Qué hacen desatando el burrito?
6. Ellos respondieron exactamente lo que Jesús les había instruido; entonces les dieron permiso para que lo desataran.
7. Llevaron el burrito a Jesús, y le pusieron encima sus mantos, y Jesús se montó sobre él.
8. Muchas personas alfombraban el camino con sus mantos, y otros cortaban ramas de los árboles y las extendían por el camino.
9. Tanto los que iban adelante, como los que les seguían, gritaban: – ¡Hosanná!; ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!;
10. ¡Bendito el reino que viene de nuestro padre David!, ¡Hossanná en las alturas!
11. Y Jesús entró en Jerusalén, y fue al templo; y después de observar todo alrededor, ya era tarde, y volvió junto con los doce a Betania.
Jesús y la higuera

12. Al día siguiente, cuando habían salido de Betania, Jesús tuvo hambre.
13. Jesús vio de lejos una higuera que tenía hojas, se acercó hacia ella para encontrar fruto, y cuando llegó junto a ella, nada encontró, excepto hojas; porque no era época de dar higos.
14. Y dijo a la higuera: – Que jamás produzca frutos, para que nadie coma. Los discípulos escucharon esto.
Purificación del templo

15. Llegaron a Jerusalén y entraron en el templo, Jesús expulsó a toda la gente que hacía comercio allí, derribó las mesas de los que cambiaban monedas, y desbarató los asientos de los que vendían palomas;
16. y no permitió que nadie transportara objetos, que no fueran los utensilios sagrados, por el templo.
17. Enseñaba a todos, diciendo: – ¿No está escrito que mi casa es casa de oración para todas las naciones? ¡Pero ustedes la convirtieron en cueva de ladrones!
18. Cuando los principales sacerdotes y los maestros de la ley lo oyeron, buscaban la forma de matarlo; pero le tenían miedo, porque toda la gente estaba asombrada de su enseñanza.
19. Cuando llegó la noche, Jesús salió de la ciudad.
La lección de la higuera

20. Cuando pasaron por la mañana, vieron que la higuera se había secado completamente, desde las raíces.
21. Pedro se acordó y dijo: – ¡Maestro, mira, la higuera que maldijiste, se ha secado!
22. Jesús respondió: – Siempre tengan fe en Dios.
22. En verdad les digo, cualquier persona que diga a esta montaña: ¡quítate y lánzate al mar!, y no duda en su corazón, sino que cree en lo que está hablando, así sucederá.
24. Por eso les digo, todo cuanto pidan en oración, creyendo que lo recibirán, lo recibirán.
25. Cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenle, para que el Padre Celestial de ustedes, también perdone sus pecados.
26.
Algunas versiones presentan el versículo 26, dice: «Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro» Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.», fragmento no se encuentra en los manuscritos más antiguos, esta versión optó por no incluirlo.

La autoridad de Jesús

27. Volvieron a Jerusalén, y cuando andaban por el templo, llegaron los principales sacerdotes, los maestros de la ley y los líderes del pueblo,
28. y le preguntaron a Jesús: – ¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿Quién te dio la autoridad para hacer lo que haces?
29. Jesús respondió: – Les preguntaré una sola cosa, y si me responden, yo les diré con qué autoridad hago estas cosas:
30. ¿En cuanto al bautismo de Juan, quién le dio la autoridad para bautizar, Dios o algún hombre? Por favor, respóndeme.
31. Y razonaban entre ellos mismos, diciendo: – Si decimos, que fue Dios que le dio la autoridad, entonces Él dirá: «¿Entonces, por qué no creyeron en él?»
32. Pero, tampoco podemos decir que fue de los hombres; Ellos temían a la gente, porque tenían a Juan como verdadero profeta.
33. Entonces, le respondieron a Jesús: – No sabemos. Y Jesús les contestó: – Entonces, yo tampoco les voy a decir con qué autoridad hago todas estas cosas.
 


Volver arriba
Comparte la bendición: