Hebreos Capítulo 10

 Capítulos: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Títulos:
Cristo nos perfecciona
Manténganse firmes en la esperanza
Versículos:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39
Escúchalo:
Descargarlo 

INTRODUCCIÓN GENERAL

PAUTAS INTRODUCTORIAS

 I.    PAUTAS INTRODUCTORIAS

Habiendo tantas versiones de la Biblia, nos hacemos la pregunta ¿amerita un trabajo más de traducción? y en este caso concreto sobre la carta a los hebreos. Nuestra respuesta es un rotundo, sí. Hay muchas razones que justifican, pero nos limitaremos solo a dos:

1. Todo idioma es formado por palabras que nacen, crecen se multiplican y mueren, por lo tanto, un trabajo de “traducción contemporánea” lo que hace es, actualizar las ideas bíblicas escritas en tiempos remotos (A.T. en hebreo y N.T. en griego) a la usanza de los tiempos actuales.

2. Todo trabajo de traducción bíblica se tiene que hacer usando herramientas científicas sobre los idiomas originales (hermenéutica, exégesis, otros) solo para descubrir el carácter polisémico de la palabra de Dios (Heb. 4:12), es decir, ninguna traducción, o interpretación agota el sentido fontanal de las Sagradas Escrituras.

Ahora bien, en el siglo primero de la era cristiana circulaba mucha literatura anónima con el ánimo de fortalecer la fe de los nuevos creyentes en los caminos del cristianismo, así en las iglesias, posiblemente también era leída esta carta que le dieron el nombre de “carta a los hebreos” y además en algunos círculos se la tuvo que relacionar con el apóstol Pablo (como posible autor) para facilitar su proceso de canonización. Es un escrito que tiene pretensiones de ser una carta, pero no reúne en sí, las características de una carta formal de aquella época. Siendo más bien un manual de exhortación para la vida cristiana pero muy bien fundamentada con principios bíblicos y teológicos teniendo como fondo, para ello, el Antiguo Testamento, la tradición primitiva, el paulinismo, incluso algunas ideas de la filosofía de Filón. Según criterio de muchos expertos, el autor de esta carta, era un profundo conocedor del idioma y la filosofía griega, usó un griego elegante para escribir e hizo algunos alcances de palabras técnicas y elaboradas de la filosofía griega sobre todo la de Filón.

II.             Características del libro, con sus inclinaciones teológicas

 La epístola a los hebreos empieza como un sermón y termina como una carta, tampoco es como las típicas cartas paulinas donde primero tiene una parte doctrinal y en lo que sigue las enseñanzas prácticas, sino que entremezcla la instrucción y la exhortación de manera continua.  Usa la palabra MEJOR para hacer notar el contraste entre todas las cosas buenas del judaísmo y todo lo mejor llegado con Jesús de Nazaret (de hecho, también es la carta que más datos aporta sobre el Jesús histórico).  Así, Jesús es mejor que los ángeles, que Moisés, Josué, Aaron, el Nuevo Pacto es mejor que el Antiguo, Jesús realiza un mejor sacrifico, etc. 

Y en cuanto a su intención teológica hace una presentación de una cristología enfatizando la vida encarnada de Jesús de Nazareth, muestra a un hombre entre los hombres, participando de la misma naturaleza (2:14) hecho igual al hombre en todo (2:17) sujeto a tentaciones, ofreciendo ruegos y suplicas a Dios (5:7), pero sin defecto y sin pecado, llegando a ser “autor de eterna salvación” (5:9) para los hombres.

Otra línea teológica que desarrolla a profundidad es la obra salvífica de Cristo, pues contrasta las debilidades del orden anterior para ofrecer salvación perfecta y completa con el sacrificio único y perfecto de Cristo.

Otras ideas teológicas que recorren el libro son sobre la fe y la salvación, aunque no explica con claridad cuál es el significado de la fe, sí describe los resultados de la fe y en cuanto a la salvación nos dice que Dios nos salva de todos los poderes que nos esclavizan como el pecado, el diablo, etc. Y la salvación es un verdadero reposo que Dios otorga al creyente.

III.           Extensión

La Epístola a los Hebreos, comparado con las otras cartas del N. T. diremos que es de extensión promedio pues consta de 13 capítulos repartidos en 303 versos, es útil hacer notar que los libros de la Biblia al comienzo no tenían capítulos ni versículos, fue en el año de 1560 d.C. que se publicó por primera vez con los mismos y se le llamó la Biblia de Ginebra.  Siendo el trabajo de Stephen Langton dividir por capítulos y el de Robert Estienne en versículos.

IV.           Formación del libro

En cuanto a la formación del libro, el autor utilizó como técnica literaria el denominado quiasmo, consistente en desarrollar las ideas en forma concéntrica de modo que la parte más importante se encuentra en el centro del escrito, es así que la parte inicial se relaciona con la final y las partes medias entre sí, destacando la idea central que desea exponer.  Y en cuanto al género literario, ya se mencionó que no es una carta en el sentido estricto pues no tiene las partes que la caracterizan como tal, esto es:  un saludo inicial, presentación del autor, destinatarios, acción de gracias, bendición, despedida, saludos finales, etc. Se la considera más como un escrito de exhortación. Al final tiene un añadido donde se menciona a Timoteo, y por ello han tratado de relacionarlo con el apóstol Pablo como posible autor. 

Autor y fecha


1.     Autor y fecha

En cuanto a la paternidad literaria de hebreos, se lo ha tratado de relacionar con muchos posibles autores, Orígenes y Clemente de Alejandría pensaban que Pablo era el autor,  (aunque se podrían hallar ciertas similitudes entre Pablo y Hebreos, según los expertos, pesan más las diferencias en cuanto a estilo y orientación teológica)  por su lado Tertuliano le atribuía a Bernabé, también se rumoreaba que Lucas o Clemente de Roma eran los posibles autores,  Lutero pensaba que Apolos era el autor, alguien sugirió que Felipe escribió desde Cesarea, Harnack sostenía que Aquila y Priscila eran los autores, para otros es probable que el autor de Hebreos haya sido un judeo-mesiánico levita o qumranita/esenio ya que, suele poner bastante énfasis en un sacerdocio celestial y elogia a Melquisedec, pero al final, todo parece pura conjetura, lo más cierto es lo que alguien dijo: “solo Dios sabe a ciencia cierta quien escribió la epístola”.

Al igual que no se puede determinar con exactitud a quien corresponde la autoría de hebreos, también para la fecha de su composición no se pueden poner de acuerdo los estudiosos de esta carta, algunos sugieren que fue escrita antes de la destrucción del templo, por el año 65 d.C. y otros lo llevan para época más tardía entre los años 80 y 90 d.C.

Propósito del libro

2.     Propósito del libro

Hay una discusión polarizada por precisar quiénes fueron los destinatarios de la carta, hay quienes defienden que fueron judeocristianos y otros sostienen que la carta iba dirigida a paganos cristianos, la verdad, los argumentos que presentan cada uno, son convincentes para cualquiera de los bandos.  Por el tenor de la carta, se puede deducir, que cualesquiera que hayan sido los destinatarios, eran personas que estaban pasando momentos de gran dificultad, (quizá una persecución), y esta situación hacía que la fe de ellos, se iba enfriando a niveles de provocar una deserción de la vida cristiana, volviendo al judaísmo, o a las antiguas prácticas paganas, por lo que el autor recurre a la exhortación para infundirles aliento. Les dice entre otras cosas: “¿cómo escaparemos del castigo si despreciamos o descuidamos la salvación tan magnífica que hemos recibido?” (2:3), les pide no dejar de congregarse (10:25) y sobre todo les pone como ejemplo de sufrimiento y capacidad de aguante a Cristo. “Si alguna vez se sienten sin fuerzas, cansados y desanimados en sus caminos de fe, piensen en el ejemplo Jesús, quien soportó con resiliencia el maltrato contra Él mismo de parte de los pecadores. (12:3) y les pide vivir focalizados en Jesús, autor y perfeccionador de la fe. “Fijando la mirada en el autor y perfeccionador de nuestra fe, Jesús, el mejor ejemplo de fe, que miró el dolor con los ojos de fe para redención, soportando la cruz, el maltrato, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. (12:2).

Bosquejo

3. Bosquejo según la TCB

Introducción: Dios habla por medio del Hijo 1:1-3

El Hijo es superior a los ángeles 1:4-14

Advertencias y consejos sobre la salvación 2:1-4

El autor de la salvación 2:5-18

Jesús el centro de nuestra fe: Es superior a Moisés 3:1-6

Permanezcan firmes y obedientes a Dios 3:7-19

Cuando el mensaje que transforma toda la existencia humana es acompañado por la fe por identidad 4:1-13

Jesús, el gran sumo sacerdote 4:14-5:10

Advertencia contra los que se apartan de la fe y consejos para que se acerquen más a Dios 5:11-6:12

La promesa de Dios 6:13-20

El sacerdocio de Jesús y el de Melquisedec 7:1-28

Jesús: nuestro sumo sacerdote y mediador de una nueva alianza 8:1-13

La adoración bajo la antigua alianza 9:1-10

La adoración bajo la nueva alianza mediante el sacrificio de Cristo 9:11-23

El mejor sacrificio 9:24-28

Cristo nos perfecciona 10:1-18

Manténgase firmes en la esperanza 10:19-39

La fe por identidad 11:1-40

Jesús: el mejor ejemplo de fe 12:1-4

Dios, el educador paternal 12:5-13

Advertencia a los que rechazan la gracia de Dios 12:14-29

Sacerdocio de todos los cristianos 13:1-19

Bendición y saludos finales 13:20-25

 

Portada

4. Sobre la portada

Obra: El justo por la fe vivirá

Medio: Acrílico y bolígrafo

Medidas: 7” x 10”

Por Esteban Valentín

Más que un diseño, deseo reflejar lo que pude percibir mientras leía el libro de Hebreos, en el capítulo 3 verso 8 nos dice que el pueblo de Dios rehusó obedecer a Dios en el desierto y como en esos años me trajo recuerdos de como Dios estuvo con Moisés así estaría con Josué vemos a Moisés dibujado en el arte y detrás está la silueta de Jesús (Como el buen Pastor de las ovejas) Hebreos 13:20.

En el arte está su pueblo en este caso en representación de los que escuchan su voz y siguen al líder; da como referencia que tendremos descanso por creer en sus promesas y dirección. Vemos que por falta de Fe la generación incrédula no pudo entrar aun estando con Moisés su líder. Este arte nos ayuda a reflexionar que solo en la Cruz (Sacrificio de Cristo) tendremos la salvación y estamos en el centro de unas nubes de testigos como se percibe en la ilustración, donde tendremos que dar ejemplo de nuestra perseverancia y Fe.

Hebreos 10:37-38 dice porque el justo vivirá por la fe; pero no me agradará si por temor, retrocede. Esta pintura me ayuda a reflexionar este camino y ver estos versículos más claros y recordar que todo es por fe.

 


Capítulo 10

Cristo nos perfecciona

10:1. La ley, que representa la antigua alianza, era solo una sombra de las bendiciones de salvación de la nueva alianza, y no las bendiciones como tal. Por eso, mediante los mismos sacrificios que se ofrecen sin cesar año tras año, no se puede perfeccionar a los que adoran;
2. porque si en verdad la ley pudiera quitarles el pecado, no se sentirían tan culpables y ya no sería necesario ofrecer tantos sacrificios a Dios.
3. Pero sucede lo contrario, cada año, cuando ofrecen esos sacrificios, lo único que logran es recordar sus pecados;
4. porque es imposible eliminar los pecados por medio de los sacrificios de sangre de animales, ya sea de toros o de cabras, no tienen poder para eso.
5. Por eso, cuando Cristo vino al mundo dijo: “- Tú no quieres sacrificios ni ofrendas interminables,      sino que has preparado un cuerpo para mí.
6. A ti no te agradaron los sacrificios de animales muertos y quemados,     ni los sacrificios que se ofrecieron por los pecados.
7. Entonces dije: ¡Aquí estoy, Dios!     En el libro de la ley está escrito acerca de mí:   Vengo hacer, oh Dios, tu voluntad”
Cita a Salmos 40:6-8, en la versión de la Septuaginta.

8. Cristo comienza diciendo: “Tú no quieres sacrificios ni ofrendas interminables. A ti no te agradaron los sacrificios de animales muertos y quemados, ni los sacrificios que se ofrecieron por los pecados”, aunque todos estos sacrificios los exigía la ley.
9. Luego cuando añade: “¡Aquí estoy, Dios! Vengo hacer, oh Dios, tu voluntad”. Dios reemplaza el sistema de sacrificios de la primera alianza por el sacrificio de Cristo.
10. En virtud de esa voluntad, somos santificados y perfeccionados, mediante el sacrificio del cuerpo de Cristo, que fue único y definitivo.
11. Todo sacerdote celebra los servicios religiosos día tras día ofreciendo repetidas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados.
12. Pero Cristo ofreció un solo sacrificio por los pecados, que es suficiente para toda la eternidad, y se sentó a la derecha de Dios;
13. ahora Cristo está esperando que sus enemigos sean derrotados.
14. Con una sola ofrenda, Cristo perfecciona constantemente a los que Él santifica.
15. El Espíritu Santo también da testimonio en nosotros, confirmando. Primero dice: 
16. “Esta nueva alianza, que después de aquel tiempo haré con la casa de Israel será así: Pondré mis leyes en sus mentes y las escribiré en sus corazones. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo”
Cita a Jeremías 31:33.

17. Luego dice:
Cita a Jeremías 31:34.

18. Una vez que todo ha sido perdonado, ya no hay necesidad de otro sacrificio.  
Manténganse firmes en la esperanza

19. Hermanos, podemos entrar con toda confianza al Lugar Santísimo por la sangre que Jesús derramó,
20. Él abrió un camino nuevo para nosotros a través del velo; Él mismo es ese camino nuevo y vivo, es decir, lo abrió ofreciendo su propio cuerpo como sacrificio,
21. y tenemos además un gran sacerdote que reina sobre la casa de Dios,
22. acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y llenos de fe por identidad, interiormente purificados de una conciencia de maldad y exteriormente lavados con agua pura.
23. Mantengámonos firmes en la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.
24. Seamos creativos para ayudar a los demás, estimulados por el amor sacrificial
ἀγάπης (agápes) sustantivo femenino, primera declinación, tercera sección, en caso genitivo singular, traduce del amor sacrificial. Viene del nominativo ἀγάπη (agápe); este sustantivo deriva del verbo ἀγαπάω (agapáo), etimológicamente el verbo se forma de dos raíces: 1. El afijo ἀγ (ag) significa “yo” y 2. El morfema ἀπὼ (apo) significa clavar un puñal, sacrificar, incomodar, desacomodar. La palabra ágape desde este análisis sería dejar de ser yo para que el otro sea, desacomodarme yo para acomodar al otro, morir para que el otro viva, hace referencia a un amor sacrificial.
, para hacer el bien.
25. No dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, al contrario, animémonos mutuamente, con mayor razón ahora que vemos que se acerca el gran día.
26. Si decidimos seguir pecando después de conocer plenamente la verdad, entonces no queda otro sacrificio que quite los pecados,
27. solo queda una terrible expectativa de juicio, y de un fuego ardiente que consumirá a los enemigos de Dios.
28. Si alguien desobedece la ley de Moisés, es ejecutado sin compasión cuando hay dos o tres testigos que declaran contra él,
29. ¿Qué creen que le pasará al que desprecia al Hijo de Dios? Es seguro que recibirá mayor castigo por considerar la sangre de Cristo una basura; esa sangre que estableció la nueva alianza lo había purificado de sus pecados, por eso recibirá un castigo peor por insultar al Espíritu de gracia.
30. Sabemos que Dios dijo:
“Mía es la venganza, los castigaré, les daré su merecido”
Cita a Deuteronomio 32:35.
y “El Señor juzgará a su pueblo”
Cita a Deuteronomio 32:36 y Salmos 135:14.
.
31. ¡Terrible cosa es caer en las manos del Dios vivo!
32. Recuerden continuamente los días pasados, cuando ustedes fueron iluminados, conocieron la verdad, y por causa de Cristo sufrieron mucho, pero se mantuvieron firmes,
33. algunas veces fueron insultados, y vivieron grandes tribulaciones y persecuciones, también fueron expuestos públicamente, y otras veces, fueron empáticos con los que también estaban sufriendo persecuciones,
34. tuvieron misericordia de los que estaban presos y soportaron con alegría cuando a ustedes les quitaron sus posesiones; siguieron felices porque sabían que poseían algo mucho mejor, algo que dura para siempre.
35. Así que no pierdan la confianza que tenían antes, pues tendrán una gran recompensa.
36. Es necesario que tengan paciencia y hagan la voluntad de Dios para que reciban la promesa. 
37. “Dentro de poco, el que va a venir, vendrá; no tardará.
38.  Porque el justo vivirá por la fe;    pero no me agradará si por temor, retrocede”
Cita de Habacuc 2:3-4, en la versión de la Septuaginta.

39. Pero nosotros no somos de los cobardes que retroceden y se pierden, sino de los que se salvan por fe.
  


Volver arriba
Comparte la bendición:
TCB